La promesa de la primavera

 

‘El cambio de la luz del cielo nos recuerda que está llegando el día de la Candelaria, también conocido por Imbolc o por el día de la Marmota. Aunque la fecha que el calendario señala sea el dos de febrero, hace ya unos días que el cielo cobra una luz especial. Y, aunque es lo mismo, algo, pequeño pero perceptible, ha cambiado…

SAMSUNG DIGITAL CAMERAEse matiz distinto es la promesa de la primavera. La promesa necesaria que nos recuerda que la vida resurge, comienza, emprende,… en un círculo virtuoso que todo lo contiene.

Convocando a la Virgen de las Candelas, a Imbolc, a la promesa de la primavera os proponemos un pequeño ritual, un gesto simbólico de celebración, en el que cada una sostiene una candela –que es una vela pequeña que se usa para encender otras velas-. Y así, juntas, con todas las candelas encendidas, convocamos el fuego de Hestia para luego llevarlo, de vuelta, al mundo y al hogar.

En breve nos encontraremos con las alumnas de la tercera edición de la Formación El Viaje de la Mujer Cíclica para sumergirnos en el Módulo de la Anciana, un espacio en el que aprender sobre las celebraciones vinculadas a la vida, de custodiar los misterios de la tierra y de la sangre, de vivir y emprender en femenino…
 

Núria Beitia, corresponsable de la Formación “El Viaje de la Mujer Cíclica”